¿Quienes somos?

En junio de 2005 cuatro compañeros, todos abogados ejercientes del Ilustre Colegio de Abogados Madrid (ICAM) , Claudia Fernández-Golfín Méndez, José Angel de Diego Aguado, Luis Mateos Sáez y Santiago Luengo Martín fundamos la Asociación de Letrados por un Turno de Oficio Digno.

asamblea1Nuestros fines son mejorar las condiciones del Turno de Oficio, tanto en lo que nos afecta a los abogados como profesionales, como en lo que afecta a la prestación del servicio a los ciudadanos. La Asociación no tiene ánimo de lucro, ni ninguna orientación política, no depende del ICAM, ni de ninguna otra asociación o entidad pública o privada, somos completamente independientes, basta para ser socio estar colegiado como ejerciente o no ejerciente en el Colegio de Abogados de Madrid o en el de Alcalá de Henares.

Decidimos tomar esta iniciativa ante la constatación de una realidad innegable: los abogados del turno de oficio tenemos todos unos problemas semejantes derivados de las peculiaridades propias de nuestro ejercicio profesional; estamos todo el día quejándonos de lo mal que funciona la Administración de Justicia y de la poca atención que nos presta el ICAM y, sin embargo, no hacemos nada por mejorar nuestra situación. Además constatamos que el ICAM, que formalmente nos representa ante las instituciones, no hacía nada por nosotros en aspectos tan esenciales como reclamar la actualización de nuestros baremos de retribución. El Departamento del Turno de Oficio viene a ser como un departamento de recursos humanos de una gran empresa: en vez de inspirarnos confianza nos genera temor; cualquier queja es acallada con el consabido argumento de que esto es voluntario y si no te gusta ya sabes lo que hay;  y los expedientes disciplinarios injustificados se han disparado con los nuevos responsables del Departamento de Deontología Profesional.

Es innegable, sin embargo, que el Turno de Oficio funciona mejor ahora que hace años y el servicio que prestamos a los ciudadanos es en líneas generales, bueno. Para muchos compañeros los ingresos del Turno son ahora una fuente fundamental para el sustento de su despacho y es por ello que una mejor organización del servicio, un pago más puntual y unas retribuciones más justas suponen para miles de abogados la mejor garantía de que su proyecto profesional es viable. Ya no podemos esperar a que otros decidan por nosotros, máxime cuando en las juntas de gobierno del ICAM, por regla general, ninguno de sus miembros pertenece al Turno, ignorando la mayoría de nuestras preocupaciones.

Desde nuestra constitución hemos pretendido hacer una organización abierta y democrática. Pronto a los cuatro socios fundadores se sumaron muchos más, siendo en la actualidad más de una centena de socios, que nos reunimos en asamblea general cada vez que surge un asunto de interés, dando participación también a los no asociados, que pueden asistir a las mismas con voz, pero sin voto.