Carta abierta del presidente de ALTODO a los abogados del turno de oficio de Madrid

11 Dic Carta abierta del presidente de ALTODO a los abogados del turno de oficio de Madrid

En junio de 2005, hace ya más de 12 años, tres compañeros decidieron constituir una Asociación  con el objetivo de mejorar las condiciones del Turno de Oficio, tanto en lo que nos afecta a los abogados como profesionales, como en lo que atañe a la prestación del servicio a los ciudadanos, ante la constatación de que los abogados del turno de oficio, todos con unos problemas semejantes derivados de las peculiaridades propias de nuestro ejercicio profesional, estábamos todo el día quejándonos en los pasillos y calabozos de lo mal que funciona la Administración de Justicia y de la poca atención que nos prestan los Colegios, y sin embargo, no hacíamos nada operativo y práctico para solucionarlo, pese  a que para muchos de nosotros los ingresos derivados del Turno se habían convertido en una fuente fundamental para el sustento de nuestros despachos.

Desde entonces, la necesidad de dignificar el turno de oficio ha ido calando poco a poco, extendiéndose cual “mancha de aceite” en la sociedad, en los medios de comunicación, en los partidos políticos, en otras Asociaciones de abogados que se han ido constituyendo o que ya existían, y en las diferentes canditaturas que hoy concurren a los procesos electorales en los distintos Colegios de Abogados. Cosa distinta es la capacidad para transformar esas bellas palabras que todos pronuncian en hechos concretos.

Hartos de escuchar la típica frase de “esto es voluntario, si no te gusta date de baja”, nuestros tres fundadores, Santiago Luengo Martín, Luis Mateos Sáez y Claudia Fernández Golfín bautizaron a la criatura recién nacida como “Asociación de Letrados por un Turno de Oficio Digno” (ALTODO), y se pusieron a trabajar de forma altruista y desinteresada para la consecución de sus objetivos fundacionales. Pronto a esos tres se sumaron muchas decenas de compañeros más, que contribuyeron a hacer de ALTODO la Asociación potente, prestigiosa e influyente que es hoy, desde su más absoluta independencia frente a cualesquiera administraciones o poderes públicos, democrática y abierta a cuantos abogados de oficio deseen “arrimar el hombro” para colaborar en el desarrollo de nuestras justas pretensiones. La idea fue cristalizando también en otros territorios, donde nacieron otros ALTODOS, como ALTODO Cataluña, ALTODO Valencia, o ALTODO Andalucía, y en fecha reciente nuestra Asociación decidió integrarse en CEAT, Confederación Española de Abogados de Turno de Oficio, presidida en la actualidad por Angel Llamas Luengo, reciente y flamante decano electo del ICAHH, a cuyas elecciones concurrió apoyado por nuestra Asociación, que aportó como candidato a nuestro socio Gustavo García Tabarés, reciente y flamante diputado electo del ICAAH.

“Ya no podemos esperar a que otros decidan por nosotros, máxime cuando en las Juntas de Gobierno del ICAM, por regla general, ninguno de sus miembros pertenece al Turno, ignorando la mayoría de nuestras preocupaciones”, decían nuestros socios fundadores.

Desarrollando ese pensamiento, apenas dos años después de nuestra fundación, decidimos concurrir a las elecciones ICAM 2007, mediante una canditatura propia que encabezó nuestro fundador, Santiago Luengo, y en la que tuve el honor de participar como candidato a diputado 3º. Obtuvimos 695 de los 8.496 votos emitidos, que no estuvo nada mal, dada nuestra reciente constitución.

Aprendida la lección (no es posible ganar unas elecciones en solitario), pero conscientes de la necesidad de formar parte de la Junta de Gobierno para poder influir y participar de forma directa en las decisiones que se adopten en materia de Turno de Oficio, en 2012 llegamos a un acuerdo con la canditatura que encabezó Sonia Gumpert asumiendo ésta íntegramente el programa electoral sobre Turno de Oficio de ALTODO, y aportando nuestra Asociación tres candidatos (vicedecano, Manuel Valero Yáñez, diputada 5ª, Begoña Castro Jover, y diputado 6º, Santiago Luengo Martín), que se encargarían de gestionar, coordinar y supervisar los Departamentos de Turno de Oficio (incluidos los SOJ) y Deontología del ICAM.

Se obtuvieron 5.500 votos, más que el segundo (Hernández Gil) y tercer candidato (Cremades) juntos. Por primera vez en la centenaria historia de nuestro Colegio, una Asociación de abogados de oficio entraba a formar parte de su órgano de gobierno.

Durante éstos cinco años de mandato, ha habido importantes avances en materia de Turno de Oficio (recuperación del 20% tijereteado en 2012, incremento de cinco baremos por encima de ese 20%, pago de recursos en fase de ejecución, restauración de los SOJ, dignificación de sus instalaciones y de las retribuciones de sus letrados, acortamiento de los plazos de pago de las certificaciones del Turno, justificación telemática de asuntos, todo letrado en dos turnos si lo desea, un abogado por cada investigado, reducción a la mitad del coste de los cursos formativos, gratuidad total de las jornadas de formación del turno, dignificación de las salas de togas, restauración de la revista de Turno de Oficio, campañas de reivindicación como las togas colgantes, la presentación togada de escritos ante la Consejería de Justicia, o la suspensión parcial del servicio acordada por la propia Junta de Gobierno cuando fue necesario hacerlo…) y Deontología profesional (eliminación del período de rehabilitación tras la sanción, reforzamiento de la presunción de inocencia del letrado expedientado…), de los que nos sentimos orgullosos protagonistas.

Justo es reconocer el apoyo del resto de la actual Junta de Gobierno, y así lo hicimos concediendo nuestro Premio Anual en 2016 a nuestra diputada Begoña Castro Jover, y un áccesit o Diploma de Reconocimiento a la Junta en su conjunto. Pero al mismo tiempo que reconocemos ese apoyo por parte de quienes hasta fecha reciente nada habían tenido que ver con el Turno de Oficio, lo cual es aún más meritorio, otros deberían reconocer quién fue el motor impulsor de esas mejoras, en lugar de pretender apropiárselas electoralmente “a coste cero”.

Sin embargo, de un tiempo a ésta parte, hemos detectado un desapego creciente de la actual Junta de Gobierno hacia el Turno de Oficio, un desinterés paulatino cuyo ejemplo más patente fue la negativa a tramitar siquiera las propuestas para la mejora del Turno de Oficio, realistas y bienintencionadas, que desde la Asociación se elevaban a la Junta de Gobierno, lo  que nos obligó a presentarlas en forma de Proposiciones para su debate y votación en Junta General por todos los abogados, resultando muy triste presenciar cómo todos los Diputados, excepto dos (nuestra diputada Begoña Castro, y nuestro expresidente, Manuel Valero), votaban en contra de su toma en consideración, como también resultó muy triste tener noticia de la “dimisión” de nuestro exvicepresidente, Eugenio Ribón Seisdedos, al frente de la Sección de Consumo que él mismo fundó y que era muy bien valorada por los compañeros, al parecer, según él mismo explicó, debido a ciertas presiones recibidas desde el sector de la Banca y desde la Sección de Derecho Bancario del propio Colegio.

Hace unos días hemos presenciado también con tristeza y desazón el cese por “pérdida de confianza” de la histórica socia de ALTODO, Chus Monjas Revilla, al frente del Departamento de Insostenibilidades Laborales y Contencioso Administrativas del ICAM, y al frente también de sus funciones en la Comisión de Asistencia Jurídica Gratuita. En los últimos tiempos, nuestra diputada, Begoña Castro, se ha visto obligada a votar con mayor frecuencia en contra de varios acuerdos de Junta de Gobierno, y este desencuentro diverso y paulatino parece ser la causa de que el candidato continuista, Javier Iscar, no haya querido contar con ALTODO en su canditatura, pues cercano ya el mes de agosto pasado, nuestra Junta Directiva ignoraba absolutamente si Sonia Gumpert iba o no a concurrir, y si deseaba o no renovar nuestro pacto de convivencia, ofreciéndonos a última hora, con ciertas reservas y con cierto “esfuerzo”, un Diputado por toda representación, y a condición de que dicho cargo no lo encarnara  nuestra actual Diputada, Begoña Castro Jover.

Ese creciente desapego, por otra parte recíproco ante las discrepancias cada vez más evidentes, dio lugar a que nuestra Asociación sondeara otras opciones electorales, encontrando en José María Alonso el interés por el Turno de Oficio que no hemos apreciado en Iscar, hasta el punto de haber asumido su canditatura íntegramente nuestro programa electoral sobre Turno de Oficio y ofrecernos tres candidatos, uno de ellos nada más y nada menos que con rango de Vicedecana.

Se trata de una canditatura plural, en la que concurren también dos disputados que representan a la abogacía joven, una diputada que representa a los abogados que trabajan por cuenta ajena en empresas, dos diputados que además de abogados son profesores de un prestigioso centro de estudios, una diputada que representa a las mujeres que luchan contra la violencia de género y en favor de la igualdad entre géneros, un diputado que representa a la plataforma “Somos Abogados”, que lucha por la mejora y democratización de la institución colegial, y finalmente, dos diputados que representan a grandes despachos. Se trata de una canditatura que pretende, en definitiva, que todos los sectores de la abogacía se sientan representados en el órgano de gobierno colegial.

Dentro de esa canditatura plural, el Turno de Oficio ocupa una representación muy relevante, pues como ya he comentado, ALTODO aporta tres candidatos, uno de ellos con rango de Vicedecana, que se encargarán de la gestión, organización y supervisión del Departamento del Turno de Oficio, incluidos los SOJ, así como de la supervisión del Departamento de Deontología en lo relativo a los expedientes sancionadores que afecten a los abogados de oficio.

Nuestros tres candidatos tienen una larga trayectoria no solo ejerciendo como abogados de oficio desde hace más de 25 años, sino también como activistas de primera trinchera en la lucha reivindicativa desde el mundo asociativo. Contaremos también dentro de la Junta con el apoyo incondicional de los dos Diputados que representan a la abogacía joven, tan interesada como nosotros en la mejora del Turno de Oficio al representar para ellos una evidente salida profesional, y estoy seguro de que contaremos igualmente con el apoyo y comprensión de los demás Diputados.

Todo ese equipo de compañeros capaces, competentes y experimentados en sus distintas áreas será dirigido por José María Alonso, cuya trayectoria profesional de éxito sin tacha alguna le ha llevado por sus propios méritos y “sin padrino” alguno a dirigir dos grandes firmas como son Garrigues  y Baker MCKenzie, a cuya dirección general ha renunciado para hacer frente a la campaña electoral y, si los abogados así lo consideran, a sus nuevas ocupaciones como decano. José María Alonso, que también fue “abogado de a pie” hace algunos años, me ha parecido una persona íntegra y honrada que simplemente quiere poner un broche de oro en el otoño de su carrera, devolviendo a la sociedad y a la abogacía lo que ésta le ha dado, aportando su experiencia gestora al frente de grandes firmas, y dispuesto a entregarse a pleno rendimiento durante los próximos cinco años, ni uno más ni uno menos, para servir al Colegio y  a los colegiados, no para servirse de aquél ni de éstos, entre otras cosas porque no necesita hacerlo.

Otras canditaturas, y ello debe hacernos sentir orgullosos de la siembra realizada durante muchos años, enarbolan también la bandera de la defensa y mejora del Turno de Oficio, como es el caso de la canditatura que encabeza nuestro ex presidente Manuel Valero, a quien no le niego su trayectoria reivindicativa y luchadora, y que goza de mis simpatías, pues solo nos separan pequeños matices. Pero no es, a mi juicio, una canditatura realista o ganadora: le ocurrirá lo mismo que ya nos ocurrió en 2007, y es que quedará fuera del órgano de gobierno colegial.

Lo mismo cabe decir de la canditatura de ALA, que encabeza Luz Elena Jara, a quien tampoco negamos su dilatada trayectoria reivindicativa, pues no en vano durante la última década hemos coincidido con ella, como con Manuel y tantos otros queridos compañeros del movimiento asociativo, en muchas trincheras y momentos. Respecto a la canditatura continuista de Iscar, obvio es que no ha querido contar con los abogados del turno de oficio, pretendiendo sin embargo apropiarse de los avances y logros de éstos cinco años, que obviamente no han sido impulsados, aunque sí apoyados, por quienes nunca tuvieron nada que ver con el Turno de Oficio, por más que recientemente el candidato Iscar haya anunciado su próxima reincorporación al Turno, y por más que la actual decana en funciones se diera de alta en el Turno durante ésta legislatura como loable gesto de apoyo y comprensión hacia nuestra causa. Iscar, con el sorprendente, descarado e inusual respaldo de quien ha a día de hoy todavía es o debería ser la Decana de todos los abogados y de todas las canditaturas, ha pretendido prescindir de un testigo incómodo y molesto en el interior de la Junta de Gobierno, y a la vez que le salga “gratis” en cuestión de votos, pero el votante inteligente apreciará sin duda que no es lo mismo tener allí dentro Diputados pertenecientes a una Asociación fuerte e influyente, que sustituirlos por una “Comisión de Trabajo” sin capacidad decisoria, pues conocida es aquélla frase de “si quieres aparcar un problema, crea una Comisión”.

Frente a todas esas legítimas alternativas, nuestra opción es una opción realista y pragmática: más vale tener una representación digna y razonable en el órgano de gobierno colegial que no tener ninguna. Más vale tener posibilidad de participar en la toma de decisiones mediante Diputados con capacidad decisoria y ejecutiva, que carecer de esa capacidad.

Querido compañero del Turno de Oficio, si eres de los que piensan que el Turno ha mejorado algo en éstos cinco años, pero que debe seguir mejorando y dignificándose, no te olvides de que los principales artífices de que esas mejoras se hayan producido no están con la canditatura continuista de Íscar, sino con la canditatura renovadora de ALONSO. Si crees en el pragmatismo y en el voto útil, no te olvides de que un grupo de compañeros honrados y entusiastas que llevan más de una década luchando de forma altruista y desinteresada por mejorar y dignificar el Turno siguen dispuestos a seguir haciéndolo, en ésta ocasión, integrados en la canditatura de Alonso.

Por todo ello, querido compañero, como orgulloso 5º presidente de ésta ya histórica y arraigada Asociación me atrevo a pedirte el voto para la canditatura Alonso/ALTODO y me atrevo también a proponerte que durante los próximos cinco años colabores en la generación de ideas y propuestas para su elevación a la Junta de Gobierno por medio de nuestros tres candidatos altodianos. Asóciate con nosotros, si no lo has hecho aún, en administracion@altodo.com, y tendrás una estupenda herramienta a tu servicio para seguir mejorando el Turno en todo lo que sea posible.

De momento, te esperamos el miércoles 13, (de 10 a 20 horas en el Hotel Novotel sito en calle O´Donnell Nº 53), y el martes 12, a las 20 horas en el acto de fin de campaña en el Hotel Meliá Castilla, pudiendo reservar tu plaza en el antedicho mail.