ALTODO ACUSA A PLAÑIOL DE “CONTRIBUI​R A MANTENER” EL CONFLICTO, EN VEZ DE SOLUCIONAR​LO

14 Oct ALTODO ACUSA A PLAÑIOL DE “CONTRIBUI​R A MANTENER” EL CONFLICTO, EN VEZ DE SOLUCIONAR​LO

 

ALTODO ACUSA A PLAÑIOL DE “CONTRIBUIR A MANTENER” EL CONFLICTO, EN VEZ DE SOLUCIONARLO

DIARIO “LA VANGUARDIA” 10/10/11

 

La Asociación de Abogados por un Turno de Oficio Digno (ALTODO) ha acusado este lunes a la consejera de Presidencia y Justicia de la Comunidad de Madrid, Regina Plañiol, de “contribuir a mantener” el conflicto con este sector en vez de solucionarlo, ha informado la asociación en un comunicado.

Además, ha cargado contra Plañiol por desatender “totalmente un servicio público, como se está haciendo, poniéndolo en serio peligro de quiebra irreversible”. A su juicio, debe solucionar de “una vez el conflicto que injustamente está contribuyendo a mantener, en lugar de parapetarse de forma absurda bajo múltiples excusas de mal pagador”, y “debe actuar conforme a los principios que juró defender al aceptar su cargo”.

Asimismo, el colectivo ha cargado contra el Gobierno regional por mantener desde 2003 congelado el incremento del IPC en los baremos retributivos de la materias transferidas a la Comunidad de Madrid.

Por ello, se ha quejado de que “probablemente no exista ningún otro colectivo en España cuyos emolumentos hayan permanecido congelados durante ocho años, o trece años, respectivamente, sin tan siquiera actualizarse anualmente conforme al IPC, a fin de que dichos emolumentos, al menos, no pierdan poder adquisitivo”.

Además, ha asegurado que “no es cierto” que la Comunidad de Madrid destine 50 millones de euros anuales a la justicia gratuita. “En el ejercicio presente, la Comunidad de Madrid no ha abonado un solo euro de la aportación a que viene obligada a consecuencia de haber asumido, voluntariamente y a petición propia, las competencias en materia de justicia”, ha denunciado.

Así, ha recordado que “adeuda 10 meses y medio de duro trabajo a los letrados de oficio de Madrid, que prestan un servicio ininterrumpido 24 horas al día todos los días del año, a cambio de unos precios de miseria que ni tan siquiera se han actualizado conforme al IPC desde hace más de ocho años”.